domingo, 10 de febrero de 2013

MACARONS FRANCESES

Los macarones (o macarons) son deliciosos productos de la pastelería francesa hechos a base de merengue y harina de almendras, con forma de alfajor, pero con una textura muy liviana.


Personalmente pude probar este dulce en mi visita a París y comprobé que en aspecto visual se parecen a un alfajor de merengue, pero al degustarlo se observan diferencias notables, la cobertura es crocante, son esponjosos adentro y los rellenos una delicia. Este producto se deshace en la boca del comensal provocando cierta adicción, pues son tan livianos y ricos que después de comer uno desea comer otro.

Este dulce se hizo famoso y transcendió las fronteras francesas para instalarse en las pastelerías mas importantes del mundo, con una impronta increible, ya que hoy encontramos muchísimos tipos de masas, variedad de colores y aromas, con agregados varios como chips de chocolate, pistacho, semillas, cereales, hilos de oro etc. Las tapas clásicas son redondas pero hoy hay macarones ovalados, con forma de corazón y hasta con forma de conejitos y otros animalitos. Originalmente tenían una sola tapa, luego dos tapas como un alfajor y ahora hay versiones también de tres tapas.

Por su parte el relleno que une las tapas originalmente era una crema de manteca, pero hoy puede ser cualquier cosa cremosa que pegue las mismas, crema chantilly, ganache de chocolate, dulce de leche, combinaciones con frutos rojos frescos, etc. Quizás el éxito que tuvo mundialmente este dulce, resida en que admite infinitas combinaciones de aromas, sabores y texturas.
Para hacer los macarones franceses hay miles de recetas y no hay blog de cocina que no trate el tema, con innumerables recomendaciones, que van desde lo mítico hasta otras bien fundadas, creando la sensación de algo celestial imposible de hacer en casa, al punto que muchas veces es tomado por los pasteleros como un gran desafío, conseguir tapas que tengan el clásico "pie", que consiste en una especie de coronita que se forma en la base de la parte plana de cada una de las tapas, constituyendo un indicador de calidad de un buen macaron, si no tiene esa coronita (collerette: cuello de encaje o collar) que se produce en la primera etapa del horneado no es un macarón. En la fotografía de la derecha se puede ver el pie del que estamos hablando.

Si nos tomamos el trabajo de leer algunas experiencias relatadas en la web, a poco de leer comprenderemos que a nadie salvo excepciones con la suerte de principiante, le salieron bien en el primer intento, y muchos de aquellos que tuvieron éxito de entrada confiados fracasaron la segunda vez que los hicieron, yo mismo tuve dos fracasos iniciales hasta que comprendí los secretos del proceso. De cada experiencia obtuve datos interesantes que me permitieron tras un proceso de reflexión descubrir cuáles son las variables y parámetros que inciden en el proceso, estas experiencias motivaron la escritura de este post a efectos de allanar dificultades al lector.

Puedo aseverar que es difícil decir algo que no se haya dicho antes sobre macarones, hay gente que recomienda como algo muy importante envejecer las claras (dejarlas en el refrigerador unos días a efectos de que pierdan humedad), eso no tiene ningún efecto y no asegura que salgan bien, al fin y al cabo las moléculas de agua serán fijadas por el azúcar y la proteína del huevo es la que dará la estructura al merengue. Recomendaciones como esta, hay muchas y no faltará quien ponga una pata de conejo u hojas de ruda macho en la puerta del horno para ahuyentar a los malos espíritus que atentan contra los macarones. Creo que mas allá de toda superchería la ciencia es la encargada de ayudar al cocinero, como soy investigador y cocinero preparé algunas experiencias con poco gasto de material para estudiar el proceso de este dulce.

Mis conclusiones después de un tiempo de experimentación son las siguientes:
  1. La harina de almendras debe ser un polvo muy fino ya que si está granulada afecta a la textura, por lo que la calidad del polvo es lo primero que se debe cuidar.
  2. El punto de merengue debe ser firme pero no sobrebatido, ya que se agotarán las moléculas de agua y se obtendrá un merengue seco, sin brillo y con estructura debilitada incapaz de sostener la pesada carga de las almendras.
  3. El mezclado del merengue con el polvo de almendras incide en el punto de la masa, ya que afecta la viscosidad, si es muy violento se romperán las microburbujas del merengue bajando el batido y si es muy suave la mezcla puede quedar no homogénea, si es muy denso se generarán picos difíciles de eliminar y si es muy blanda se desparramará sobre la placa dificultando la formación del botón.
  4. El oreado de 20 minutos a una hora antes de la cocción es completamente necesario para la formación del pie,  variando el tiempo de secado según las condiciones climáticas, por ejemplo si estamos en un ambiente húmedo y frío, el azúcar tomará moléculas de agua del ambiente y no se formará la corteza necesaria que sirva para contener el vapor de agua que se produce dentro del macarón (algo necesario para que se levanten formando el pie).
  5. La temperatura del horno y el espesor de la placa donde se asientan las tapas producen defectos en las tapas que van desde quemados, huecos, grietas, no formación del pie, etc. Por ejemplo una placa muy delgada transmitirá mucho calor de entrada a la base del macarón y hará que se explote violentamente la corteza produciendo grietas y no el pie. Para que se forme el pie, las tapas se tienen que levantar lentamente.
La receta que presento aquí está publicada en el libro Pastelería y Panadería paso a paso de Caroline Bretherton, pero como toda receta queda a merced del conocimiento del cocinero y lamentablemente no indica cuáles son los problemas comunes que se pueden presentar en la cocina, lo que obliga a repetir experiencias con el gasto de material que conllevan y por supuesto quedan grados de libertad para cambiar todo lo que el cocinero considere necesario. De este libro tomé la idea general pero fui haciendo cambios sobre la base de los resultados de las experiencias.

Aquí muestro paso a paso el proceso adaptado para hacerlo en casa, logrado después de probar diversas técnicas y refinamientos en el mismo, tratando de allanar lo máximo posible las dificultades al lector.

Ingredientes para la masa de 24 tapas:

2 claras a temperatura ambiente (aproximadamente 76 grs de claras considerando que cada una pesa 33 gr. aproximadamente), 75 gr de azúcar granulada de mesa (azúcar común), 75 gr de harina de almendras, 100 gr de azúcar glas (en Argentina se llama azúcar impalpable).
El proceso es muy simple, consiste en hacer un merengue firme y mezclarlo con la harina de almendras, por lo que dividiré el proceso en  cinco etapas:

PRELIMINARES:
Lo primero que hay que hacer es preparar una plantilla en papel manteca con el dibujo de una grilla con círculos de 3 cm de diámetro separados a 3 cm entre si como se muestra en la fotografía siguiente:


Luego colocamos esta plantilla sobre una placa gruesa para horno y arriba ponemos otra hoja de papel manteca con las mismas dimensiones, esta última será la que soportará a los macarones:


Si se desea hacer macarones mas chiquitos la plantilla debe ser con círculos de 2,5cm y la separación también de 2,5cm.

Preparar una mezcla en seco de 75 gr de harina de almendras con  100 gr de azúcar glas tamizando dos veces y descartando las partículas muy gruesas que puedan afectar la textura del producto.

Muchas recetas hacen un TPT (tant pour tant) que sería tamizar partes iguales de harina de almendras con azúcar glas, pero esto implica agregar azúcar al merengue. La receta que tomé de Caroline Bretherton no pone partes iguales sino que mezcla 75 gr de harina de almendras con  100 gr de azúcar glas. La mezcla deberá quedar con la textura que se observa en la fotografía siguiente:


Si el lector no consigue la harina de almendra en los comercios tendrá que hacerla en casa para lo cual recomiendo que lea el post Como hacer harina de almendras, en este mismo blog en la sección de pastelería.

El buen tamizado y las proporciones correctas de la mezcla inciden en la terminación de la superficie de las tapas de los macarones que al final de la cocción deberán quedar con una textura lisa, suave y brillante como la que se ve en la fotografía siguiente:


Una mezcla incorrecta puede llegar a producir superficies defectuosas como las de la fotografía siguiente:


En los macarones de la izquierda de la fotografía la masa estaba muy espesa, los botones no pudieron eliminar el pico que deja la manga y tienen una superficie arenosa en virtud de que no se eliminaron las partículas gruesas de la harina de almendras, el de la derecha tenía poco azúcar glas y resultó una masa muy líquida que no soportó la cocción y se agrietó.
 

FABRICACIÓN DEL MERENGUE:
La mayoría de las recetas proponen hacer un merengue francés montando las claras con una pizca de sal y luego agregar en forma de lluvia el azúcar granulada. En su lugar propongo hacer un merengue suizo, que consiste en disolver los cristales de azúcar en las claras a 45ºC y luego batir hasta montar. Prefiero este método porque da sedosidad al merengue y no hay riesgos de que queden cristales de azúcar en el merengue que influirán en la textura lisa de las tapas.

Para hacer el merengue suizo ponemos una olla con agua hirviendo y montamos el bowl (yo usé uno pirex) con las claras en la boca de la olla , hay que tener cuidado que no toque la base el agua hirviendo, porque se podrían cocinar la claras:
 

Agregamos los 75 gr de azúcar granulada y batimos con el batidor de alambre para disolver los cristales, esta tarea se debe hacer rápido para evitar que suba demasiado la temperatura y pueda coagular la proteína de las claras. Para ver si se disolvieron los cristales se pellizca un poquito de clara y no se deben notar los cristales de azúcar, en caso que existan aún, se sigue batiendo, se prueba de nuevo y apenas logrado se retira del fuego:


Una vez disueltos los cristales se pasa el bowl a una tabla de cocina para que el pirex del bowl no sufra choque térmico y se comienza a batir, primero a baja velocidad y después a alta velocidad:


El punto del merengue debe ser firme y formar picos sostenidos como se ve en la fotografía siguiente:


NOTA: si se desea perfumar la masa de las tapas (por ejemplo con vainilla o esencia de pistachos) se debería agregar unas gotas de esencia antes de comenzar a montar las claras.

MACARONAGE:
Esta etapa consiste simplemente en incorporar la mezcla de la harina de almendras-azúcar glas (por comodidad de escritura llamaremos A-A) con el merengue suizo recién obtenido.

Para mezclar la mayoría de las recetas no son claras en esto, unas aconsejan hacer una mezcla "no muy cuidadosa en dos veces" la verdad es que esta indicación es poco precisa, daría la impresión de que hay que hacerlo violentamente agregando la A-A en dos etapas al merengue. Otras dan como directiva agregar la A-A de a cucharadas e ir incorporando de a poco al merengue indicando hacer la mezcla suavemente. Estos modos de operación atentan contra el merengue dejando a veces muy líquida la masa, y otras veces una masa no homogénea. Para evitar esto otras recetas aconsejan agregar parte de las claras a A.A haciendo una pasta y luego incorporar el merengue a esta pasta de a poco.

La verdad es que analizando el proceso es mas simple de lo que parece, solo se trata de equiparar las densidades, para lo cual propongo una técnica básica de pastelería que consiste en sacrificar una mínima parte del merengue haciendo una pasta con la A-A y luego alivianar la mezcla con el resto del merengue. De este modo podemos hidratar la A-A y homogeneizar la mezcla, incluso se puede aprovechar en teñir la masa en este punto, esto sería lo ideal. Yo aquí no le puse el colorante pues quería hacer dos colores y separé la mezcla final en dos recipientes. A esta altura yo se que estará pensando el lector "nadie lo hace así, ¿dará resultado?", pues si amigo, en las cosas simples está el secreto.

Tamizamos bien la mezcla A-A sobre un bowl y descartamos las pocas partículas gruesas que quedaron de la preparación de la A-A:


Tomamos una porción chica de merengue y la agregamos al bowl con  A-A:


Realizamos la mezcla frotando la masa con la espátula sobre las paredes del bowl, hasta obtener una pasta homogénea como la de la fotografía siguiente:


Ahora agregamos el resto del merengue a la pasta a efectos de alivianarla:
 

Incorporamos el merengue con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, siempre con la espátula sobre las paredes del bowl y levantando la mezcla para airearla, hay que evitar aplastarla:


Deberá  quedar una masa viscosa, homogénea y fluida como se muestra en la fotografía siguiente:


En este punto yo separé la mezcla en dos partes (una para cada color) y agregué una punta de cuchillo de colorante vegetal, si el lector quiere hacer un solo color el colorante lo debería haber incorporado en la pasta antes de agregar el merengue para alivianar la mezcla:


Después de homogeneizar el color con movimientos envolventes quedará así:


Pasamos la mezcla ya coloreada a una manga y hacemos los botones sobre el papel manteca asentando en forma vertical la manga sobre el centro del círculo que nos muestra la plantilla, yo aquí lo desplacé un poquito para que el lector pueda ver que la plantilla queda abajo del papel manteca, pero el lector deberá asentar la manga en el centro del círculo y no pasarse del límite marcado:


Terminado retiramos la plantilla cuidando de no deformar los botones:


Con un  poco de pasta pegamos las esquinas y el medio del papel manteca a la placa e efectos de evitar que se mueva durante el horneado:


Así quedará la placa lista para pasar a la etapa de oreado:


OREADO:
Es fundamental el tiempo de oreado, esto es dejar en reposo sobre una mesa plana la bandeja con los macarones antes de hornear unos 20-30 minutos en ambiente cálido y seco. El lapso de oreo puede variar de acuerdo a las condiciones climáticas reinantes en el lugar hasta una hora.

El oreado es de importancia pues para que se forme el pie, deben levantarse en forma pareja despegándose de la placa como si fuera un globo chato con gas, y para ello durante los primeros minutos de cocción se debe generar vapor con la humedad de la masa en el interior de cada tapita y subir la superficie sin deformarse ni agrietarse. El oreado impide que el vapor escape por la superficie levantando la tapa.

Este tiempo no debe extenderse mas allá del punto donde se toque con la yema de los dedos y no se peguen:


El oreado debe ser del mínimo tiempo posible ya que con el paso del tiempo las microburbujas del merengue se desestabilizan y pierde volumen de aire con la consiguiente pérdida de esponjosidad.

Si el ambiente es frío y húmedo puede acelerarse el oreado con un secador de cabello o bien con el mismo horno poniendo la bandeja de los macarones desde el inicio con el horno en mínimo e ir probando hasta que se haga la costra y no se pegue en los dedos.

HORNEADO:
Este es el punto mas difícil, pues cada horno es diferente con particularidades que solo el cocinero que lo usa asiduamente conoce, sin embargo se pueden dar recomendaciones de índole general.
Si se tiene un horno eléctrico con termostato y temperatura uniforme en toda la cámara es mucho mas fácil pues lo colocamos a 150ºC y horneamos por 15 minutos, pero si se tiene un horno de cocina a gas se complica un poco ya que no es muy precisa la medición de la temperatura y aquí solo sirve el conocimiento que el cocinero tenga de su horno.

Cuando se trabaja con un horno de gas es conveniente preparar 2-3 macarones de prueba con la masa sobrante para poner a punto el horno.
Yo los hice en un horno a gas, para ello calenté el horno hasta la mitad del medidor (120ºC aproximadamente) y baje al mínimo el quemador, coloqué la bandeja con los macarones de prueba en la rejilla superior y lo mas alejado del piso del horno y del quemador.
Es importante usar bandejas con buen espesor de aluminio para evitar que los macarones reciban mucho calor en la base durante los primeros minutos de cocción pues se agrietarán. Si no tenemos una placa de estas se pueden encimar dos placas iguales de lata:


Previamente cocino los macarones que preparé de prueba y veo si le tengo que abrir un poco la puerta para bajar la temperatura (esto si que es artesanal). En la fotografía siguiente se observa que a pesar de tener dos bandejas la temperatura del horno es aún alta, por eso se rompió uno de los macarones de prueba, además se ve que se quemaron un poquito pues cambió el color perdiendo el color rosado y virando a un rosa amarillento, en este caso abrí un poco la tapa del horno para que libere un poco de calor antes de hornear los macarones:


Puesto a punto llevé la bandeja al fondo del estante superior del horno, lo mas alejado posible de la puerta pues allí hay mucho calor. En los 8 minutos primeros se formó el pie y en los 7 minutos restantes se terminaron de secar. El tiempo total de cocción son 15 minutos.

No se puede abrir el horno por 8 minutos al inicio, a los 6-7 minutos se formará el pie como se observa en la fotografía siguiente:


Una vez cocidos los macarones se debe retirar la placa del horno y dejar enfriar completamente, por favor los ansiosos aquí deben aguantarse las ganas de ver como quedaron, pues en caliente son muy frágiles y seguro que se romperán al manipularlos.
Al enfriarse y querer despegarlos del papel manteca, se podrá comprobar que es una tarea imposible, no se ponga nervioso, ahora viene el problema de despegarlos.

Rocíar una superficie lisa con agua, puede ser la parte de abajo de la fuente o la mesada:


Asentar el papel manteca con los macarones sobre la superfice mojada y dejar unos minutos para que se humecte el papel y transmita agua al azúcar de la base de las tapas, cuando esto ocurra veremos que se despegarán solos, si alguna pequeña parte queda pegada puede ayudarse con un cuchillo liso filoso de oficio:


Una vez despegadas las tapas, se colocan sobre una rejilla, boca arriba para secar la humedad, este proceso puede durar algunas horas dependiendo del clima imperante:



RELLENO DE LOS MACARONES:

Se puede utilizar el relleno que se desee, puede ir desde una simple mermelada o dulce de leche hasta rellenos un poco mas elaborados como una ganache perfumada con alguna esencia.Yo hice una ganache de chocolate blanco con sabor a frutillas para los macarones rosados y una con sabor a manzana para los los verdes:


Una vez rellenos colocarlos cuidadosamente en un recipiente hermético y llevarlos al refrigerador por unas horas antes del servicio. Esto es para que termine de solidificar la ganache. Si se optó por un dulce de leche pastelero o una mermelada de frambuesas consistente, se pueden servir inmediatamente.

Ingredientes para la ganache de los macarones verdes:
60 gr de chocolate blanco, 30 cc de crema de leche, unas gotas de esencia de manzana verde,  una punta de cuchillo de colorante verde vegetal.

Calentar la crema, cuando comience a hervir apagar el fuego y agregar el chocolate, dejar fundir. Enfriar un poco, agregar la esencia y el colorante. Mezclar para unificar el color. Enfriar en el refrigerador hasta que se pueda manipular con una manga.

La consistencia de la ganache debería ser como se ve en la fotografía siguiente:


Ingredientes para la ganache de los macarones rosados:
60 gr de chocolate blanco, 30 gr de crema de leche, 1 cda de pulpa de frutilla, unas gotas de esencia de frutilla, una punta de cuchillo de colorante rojo vegetal.

Calentar la crema, cuando comience a hervir apagar el fuego y agregar el chocolate, dejar fundir. Enfriar un poco, agregar la frutilla, la esencia y el colorante. Mezclar para unificar el color. Enfriar hasta que se pueda manipular con una manga.

BIBLIOGRAFÍA:

BRETHERTON CAROLINE. (2012). Pastelería y Panadería paso a paso. Editorial Planeta de Agostini (Buenos Aires).

38 comentarios:

  1. Espectacular post! Soy de las que tuvo suerte de principiantes! Jajaja... Deberia volver a hacerlos para ver que pasa... Gracias por todos los datos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor no te sientas aludida, solo intenté poner de relieve la relativa complejidad del problema. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas tardes~ Intentando hacer la receta ha resultado un desastre T_T Os dejo las fotos, para que mire. Creo que mi error estuvo en la harina... Las almendras creo no las he triturado bien (la hice en un picador de alimentos).. Y creo que el merengue fue muy poco para la mezcla (tenía 100gr de almendras y olvide acomodar eso) y me ha quedado espeso.. =( La harina: http://yfrog.com/n4lsnfj El merengue: http://yfrog.com/3om1zij Y la mezcla final: http://yfrog.com/ne74grj El horneado final ha quedado como barras de cereal.. Todo un desastre.. T_T Por lo pronto seguire intentando! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marly, acabo de ver las fotos, es efectivamente como Ud. dice, la mezcla está granulada es un problema de granulometría y de cantidad de merengue, lea el post ce como hacer harina de almendras en este mismo blog que le va a ayudar, le falta mucho tamizado, por otro no se ve muy bien por la calidad de la foto,pero me parece que le faltó un poco de batido. Lea de vuelta todo el post y respete las cantidades, es una receta un tanto ingrata pero al final sale, a mi me salió a la tercera vez que los hice. Una recomendación mas, cuidado con el horno. Un abrazo desde Argentina y suerte.

      Eliminar
    2. Gracias, ya he comprado de nuevo las almendras para intentar de nuevo el proceso de hacer la harina ^^
      Con respecto al merengue, ha de quedar en punto de nieve entonces? Por cierto, cual es la diferencia entre el merengue suizo y el merengue fránces? O.o

      Eliminar
    3. El merengue suizo tiene mayor suavidad que el francés en virtud de que los cristales del azúcar se disuelven previamente antes de comenzar a batir, en cambio en el francés el azúcar se agrega en forma de lluvia y quedan algunos cristales que no alcanzan a disolverse dando textura áspera. Ninguno de estos merengues pueden comerse crudos pues tienen claras crudas.

      Eliminar
  3. Hola, Eduardo. Desde que lei tu receta, no paro de intentar macarons. Ya me paso de todo (los primeros fueron los mejores), pero anoche logré lo que creí el punto JUSTO de la mezcla, me persigné y metí la placa al horno, seguro de que iban a salir los macarones definitivos. Pero no. Un problema nuevo que no habia tenido: los pies se derramaron para afuera a los 5 minutos (la bronca me impidió sacarles fotos, ahora me arrepiento).
    Datos:
    horno electrico: convector a 130ª.(Lo habia puesto en 150 y lo baje)
    Placa: es como la de lata que mostras en tu foto. Uso solo una porque hasta aqui me había dado resultado.
    El papel manteca es medio grueso.
    Los botones eran un poco grandes.

    Te molesto porque me parece que tu receta tiene mucho sustento técnico.

    Mil gracias,

    Mauro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauro, para este problema son dos las posibles causas: 1) le faltó tiempo de oreado, 2) la temperatura del horno muy baja impidió la formación de vapor y por tanto no se levantaron y se desparramó hacia los costados.
      Te aconsejo que hagas un experimento, preparando dos o tres muestras bien oreadas hasta que si las tocas el dedo no se pegue(de 3 botones como la que yo muestro arriba) con la misma masa y las cocines por separado a diferentes temeraturas de horno (140ºC, 145ºC y 150ºC), pero intentá con la receta que yo publico aquí cuyas proporciones ya están bien calibradas, por otra parte el merengue suizo debe estar bien hecho (si das vuelta el bowl como para ponertelo de sombrero el merengue no se debe caer al piso).
      Espero haberte ayudado y paciencia amigo, no hay que deseperar,ya saldrán, a mi me salieron recién en el tercer intento con toda la experiencia acumulada de años de cocinero que tengo.

      Eliminar
  4. Gracias, Eduardo. Buenos resultados el fin de semana! Te mando fotos.

    Saludos
    Mauro

    ResponderEliminar
  5. Hola Eduardo, te cuento, hoy hice el intento con los macarons. Hace como un año ya los habia hecho, haciendo la harina tal como indicas en otro post, y me habian salido bastante bien, no te digo que exelentes, pero estaban ricos y no se habian agrietado ni nada, asique para ser un primer intento quede contenta. Ahora los quise volver a hacer y te cuento lo que me paso: segui todos los pasos pero al hornearlos (tengo horno electrico) en la temperatura que decis, se me agrietaron casi todos.. Me llamo la atencion porque a la mayoria se les habia hecho el pie!! Algunos quedaron lisitos sin agrietar.. Tambien vi que los que mas se agrietaron eran los que menos tenian el pie formado. Despues les saco una foto para que los veas bien. Tuve otro problema al sacarlos del horno, los deje enfriar, y cuando ya estaban frios al querer hacer todo lo de desmoldarlos, me di cuenta que la capa superior estaba bien cocida pero que adentro estaban todavia medio crudos. No se si sera un problema de la masa, porque los deje 15 minutos como decia tu receta. Te comento que le puse una placa de horno sobre otra porque eran finitas entonces hice lo que recomendabas.. Ah y una ultima duda, porque eso tambien pudo incidir, el merengue no se me formo del todo bien me parece. Yo siempre uso el suizo para postres y nunca tuve problemas, pero siempre lo hice mas o menos con la formula de media taza de claras y una taza de azucar. Capaz es una barbaridad jaja pero me pasaron esa receta y siempre quedo perfecto.. No se porque no se coagulo del todo esta vez. En fin, probare de nuevo pero queria ver tus recomendaciones. Despues subo alguna foto. Muchas gracias por todas tus recetas que son magnificas y estan super bien explicadas.
    Saludos!!
    Anna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, la receta de los macarons es una de las cosas más difíciles de hacer en repostería. La viscosidad de la masa es fundamental para lo cual debes respetar las proporciones de clara, azúcar y harina de almendras que dice la receta, prueba de vuelta pero con el merengue suizo como indico en el post, esas cantidades que tu utilizaste para el merengue suizo son insuficientes pues te dan un merengue muy liviano y por lo tanto una masa medio líquida de macarons, cuando eso ocurre se grietan en el horneado. Te sugiero que respetes las cantidades que dice el post y no tendrás problemas.

      Eliminar
  6. Hola Eduardo, gracias por tu respuesta. Creo que en l oque escribi me exprese mal: lo que decia del merengue es que yo siempre lo hacia asi (media taza claras y una azucar) pero que esta vez lo hice segun tu receta. Y no me quedo como siempre sino que me quedo no del todo formado, medio chirle. Pero la receta la segui al pie de la letra, y ademas vi que a vos el merengue con esas proporciones sí te habia quedado bien. Por eso me llamo la antecion que se agrietaran y no se cocieran bien por dentro. Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces es la temperatura del horno, que calienta un poco mas de lo que indica el termostato, te recomiendo que le bajes un poquito la temperatura (140-145ºC). Con respecto al merengue es posible que le haya faltado un poquito de batido o que se haya sobrebatido (es lo que se llama merengue seco, que pierde estructura, uno se da cuenta porque pierde el brillo).

      Eliminar
    2. Eduardo disculpa la tardanza de la respuesta pero estuve muchos dias fuera de casa. Gracias por tu respuesta !! Voy a probar entonces de hacerlo con el horno mas bajo.. capaz pueda conseguir un termometro que llegue hasta esas temperaturas asi mido a cuanto esta el horno realmente. Un saludo y muchisimas gracias por compartir todas estas recetas que son una maravilla!! Suerte!

      Eliminar
  7. Disculpa,segui la receta,pero los macarones se me explotaron de la parte de abajo,osea todo lo que es el pie y lo que quede en medio del macaron se salio y solo quedo lo de arriba,mucha gente me dice que puso haber sido el secado,pues los dejaba 20 minutos y la parte de arriba al tocarla ya no se pegaba estaba conpletamente seca pero me decian que la dejara mas tiempo,otra cosa que tal vez pudo haber sido es el horneado,pues mi horno es muy caliente,mas sin embargo le bajo a 100° la temperatura y ni asi quedaron,que pudo haber sido??
    De antemano gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karla, los macarons debe ser una de las cosas más difíciles de hacer en pastelería, pues tiene muchas variables. Por lo que me dices que te pasó, te digo que no es el secado sino la temperatura del horno, estaba muy caliente y se generó mucho vapor dentro por la humedad de la masa y por el único lugar que podía salir era por abajo. Si el secado hubiera sido poco se hubieran reventado arriba haciendo una especie de sombrero chino o una grieta.

      Eliminar
  8. Hola que tal Enel Blogger anterior la receta de harina de almendra ya incluía azúcar glas , para los macarons se utiliza esa harina y se agrega más azúcar glas? O como la utilizó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, si tu misma preparaste la harina de almendras y agregaste azúcar glas, debes descontar la cantidad usada para preparar la harina de la cantidad que pide la receta de macarons, pues de lo contrario quedará desbalanceada la mezcla y tendrán problemas en la cocción. Explico mejor, de los 100gr que pide la receta de macarons hay que descontar la cantidad de azúcar glas que se usó para fabricar la harina de almendras. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
  9. Hola, estoy probando esta deliciosa receta pero aún me quedan huecos los macarons, alguna recomendación? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mucha humedad en la masa o muy caliente el horno. Saludos.

      Eliminar
  10. Se puede reemplazar la harina de almendra. Donde vivo no se consigue!!! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría sustituir por otro fruto seco, pero ya no serían macarons. La harina de almendras no se consigue por ningún lado, vas a tener que fabricarla a partir de las almendras (que se consigue en cualquier dietética), para ello puedes leer el post "como hacer harina de almendras" en este mismo blog, busca en el INDICE DE RECETAS de este blog. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
  11. Eduardo! Nuevamente desde Colombia! Quisiera saber si tienes un correo donde te pueda escribir para contarte acerca de un proyecto que tengo y ya que vienes a Colombia te podría interesar.
    Quedo atenta
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora te hago un mail, para ponernos en contacto.

      Eliminar
  12. Hola! Gracias por tu receta tan bien explicada! Una consulta!, cuantos dias duran y como es mejor conservarlos? Saludos desde Chile :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcela, yo los conservo en un tupper hermético en la heladera de un día para otro, pero no te podría decir cuanto duran pues aqui vuelan, son tan ricos que se los comen recien hechos. Tal vez algún forero de este espacio, pueda responderte. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
  13. Eduardo, cómo estás?
    Estuve intentando, sin buenos resultados, hacer macarons. En el mejor de los casos, hicieron pie de un solo lado y no del otro, pero no del mismo lado, sino de manera caprichosa sin importar en qué lugar de la placa estuvieran ubicados. No es que el horno caliente de forma dispareja porque levantan de lados distintos y es muy frustrante.
    Muchas gracias por tu ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un problema de mala distribución de calor a través de la placa donde están apoyados los macarons, se soluciona poniendo otra placa debajo o bien la solución definitiva es utilizar una placa de silicona, que ahora ya vienen con la forma de los macarons. Un saludo desde Argentina.

      Eliminar
    2. Usé un silpat sobre la bandeja, de igual manera deberia utilizar doble placa? Gracias nuevamente!

      Eliminar
    3. Entonces te recomiendo que bajes un poco la temperatura del horno y que pongas alguna placa de protección.

      Eliminar
    4. Muchas gracias! Cuando baje mi nivel de frustración voy a probar y después te cuento. Saludos!! :)

      Eliminar
  14. Hola Eduardo. Como estas? Bueno te cuento. Llevo 23 intentos. Unos 5 casi bien y los demás terriblemente mal. Los hago con merengue italiano. Ahora compre una placa de chapa de 3 mm. X que así lei en un libro de un pastelero francés.decía que las placas de aluminio son finitas y trasmiten muy rápido el calor. También con esa placa de chapa de 3 mm. Pongo el horno eléctrico a 150 grados? Vivo en santa fe..argentina...un clima bastante húmedo. Debo esperar el día indicado sin tanta humedad en la temperatura ambiente? Das cursos? NO QUIERO DARME POR VENCIDA!! JA JA. GRACIAS SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, me parece que la solución definitiva al problema son los moldes de silicona para macarons, estos moldes pueden administrar la temperatura y si tienen placa de 3mm mucho mejor pues la transmisión será uniforme y todos saldrán iguales. La humedad incide principalmente en el oreado, pues retarda el oreado. Me alegro que no te dés por vencida, el que persevera triunfa. Lo importante es que en cada prueba analices toda l aexperiencia y vayas sacando alguna regularidad. Un saludo.

      Eliminar
  15. Hola Eduardo. Los hago con merengue italiano. Muchas veces y no salen! AHORA compre una placa de chapa de 3 mm. Las de aluminio comprobé que trasmitia mucho calor y muy rápido. ALGÚN consejo que puedas darme? no das cursos para rwalizar macaron?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, yo probaría con molde de silicona para macarones. Se compra en las casas que venden artículos de cocina o pastelería.

      Eliminar
  16. Hola Eduardo como estas? Podrias pasarme tu email? Soy de Argentina y quisiera preguntarte algunas cositas sobre la receta !! Ayudaaa jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjame un mail y yo me comunico contigo, el mensaje quedará oculto así no se verá tu mail. Un saludo.

      Eliminar